El alcohol gel o también conocido como gel antibacterial o gel antiséptico, es un producto que es usado para detener la proliferación y desarrollo de los gérmenes, por esa razón es muy empleado como complemento del agua y jabón al momento de lavarse las manos.

Está conformado por una cantidad elevada de alcohol (de 60% a 85%) siendo la composición más habitual la de 62%. Debido a su poder sanizante, logra matar en tan solo 30 segundos un 99.9% de las bacterias que se hallan en las manos. Es importante decir que en ninguno de los casos, esta variedad de gel es eficaz como agente antimicótico ya que el alcohol etílico no cumple su función en las esporas. Cuando las manos no están visiblemente sucias, muchos científicos recomiendan el alcohol gel para acabar con la mayoría de las bacterias y hongos.

Método infalible para la elaboración casera del alcohol gel

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda como medida preventiva el uso de alcohol gel ante cualquier contacto con virus o bacterias en caso de que estemos fuera de casa y no se pueda lavar las manos con agua y jabón. En vista de que diversos padecimientos han surgido últimamente a nivel mundial, puede que los geles antibacteriales estén escasos.

Por esa razón, en las próximas líneas se dirán los pasos esenciales que se deben seguir para la elaboración casera de un alcohol gel, partiendo de unas consideraciones previas que serán mencionadas a continuación:

Recomendaciones previas

  • El producto deberá poseer como mínimo un 60% de alcohol isopropílico, esto es con el fin de eliminar los gérmenes e infecciones. Si la persona presenta un tipo de piel muy sensible, puede añadirle a la preparación un 30% de aloe vera. No es recomendable aplicar vodka como sustituto del alcohol isopropílico, ya que posee solo un 40% de alcohol y no eliminará las bacterias.
  • Es importante que estos geles sean elaborados de forma correcta, de lo contrario, no serán efectivos.
  • Si las manos están sucias o llenas de grasa, el alcohol gel no hará su respectiva función.
  • Se aconseja desinfectar la superficie de los dispositivos móviles, pues estos son un alto contacto de contagio.

Ingredientes para la fabricación casera del gel antibacterial

  • Un envase dosificador de un litro.
  • Alcohol isopropílico (efectivo para acabar con gérmenes). En nuestra tienda podrás hallar el mejor.
  • Aceite de árbol de té (ideal para evitar el desarrollo de gérmenes)
  • Aceite de lavanda.
  • Aceite de rosa mosqueta o cualquier otro que de aroma.
  • Gel de aloe vera.
  • Envase de plástico de 100 mililitros con tapa de botón o presión.

Pasos a seguir

  1. Añadir 8 cucharadas de gel de aloe vera a un envase de cristal.
  2. Agregar 6 cucharadas (90 mililitros) de alcohol isopropílico. Se puede usar etanol con una concentración mayor de 60%.
  3. Incorporar 16 gotas de aceite de árbol de té, 10 gotas de aceite de lavanda y 5 gotas del aceite perfumado.
  4. Mezclar todos los ingredientes, quedará una masa espesa y gelatinosa. En caso de que no se desee una textura tan espesa, existe la opción de añadir más aceites.
  5. Colocar la mezcla en el frasco dosificador.
  6. Se puede usar  el envase de plástico de 100 mililitros si se está fuera de casa.

Formas de usar el alcohol gel

Para el uso de este producto, es importante tener en cuenta los siguientes puntos:

  •  Aplicar el producto en la palma de una mano.
  •  Frotar las manos una contra la otra.
  •  Pasar y restregar el pro gel antibacterial en todas las superficies de las manos y los dedos hasta notar que todo esté seco.

Dato de interés

A lo largo de la historia, los musulmanes no emplean la utilización del alcohol, pues para ellos es un ‘’haram’’, es decir, está prohibido, por ese motivo es que gran parte de esta población no usa el gel sanitizante. No obstante, un doctor musulmán expresa que el alcohol en gel es una medicina y su uso no debe estar prohibido de acuerdo a las leyes establecidas.

Efectividad de la utilización del alcohol gel

Los geles antibacteriales son muy usados porque tienen la capacidad de matar muchas variedades de bacterias, incluyendo aquellas que tienen resistencia a antibióticos. Por otro lado, poseen actividad antivírica y pueden ‘’extinguir’’ todo tipo de virus con envolturas como es el caso del de la gripe en resfriado común o el VIH.

Asimismo, diversos científicos han determinado que el gel sanizante frena más el resfriado que lavarse las manos. En otro sentido, se manifiesta que para que un alcohol gel cumpla cabalmente su función, la cantidad de alcohol empleado no debe ser menor a un 40%; la óptima cantidad, en hospitales, debe ir de 70% a 95%.

Es importante tener en cuenta que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan lavarse las manos con agua y jabón durante 20 minutos, especialmente cuando se hagan labores como: toser, estornudar, sonarse la nariz, después de ir al baño o antes de comer.

En caso de que no se posea agua y jabón o la persona esté fuera del hogar, la mejor opción es usar un gel antibacterial, pero como estos están escasos en los últimos meses, lo más adecuado será la elaboración de uno, además que de hacerlo, puedes conseguir algunos beneficios, tipo:

  • Ahorro.
  • Tendrá productos naturales, evitando conservando químicos.